domingo, octubre 30, 2005

ROBERTO ARLT O EL GRAN TITULADOR


Roberto Arlt (BB. AA. 1900 - 1942)

"Cuando se tiene algo que decir, se escribe en cualquier parte. Sobre una bobina de papel o en un cuarto infernal. Dios o el Diablo están junto a uno dictándole inefables palabras."
Del Prólogo de Los Lanzallamas (1931)

De los escritores argentinos que conozco, creo que Arlt es el mejor ejemplo del característico humor negro del sur. Ácido, cruel, corrosivo: Roberto Arlt no tecleaba con un tutú rosado y zapatillas sino con guantes de boxeo y una mandarria.

"Me atrae ardientemente la belleza. ¡Cuántas veces he deseado trabajar una novela, que como las de Flaubert, se compusiera de panorámicos lienzos…! Mas hoy, entre los ruidos de un edificio social que se desmorona inevitablemente, no es posible pensar en bordados."

Grande, el Roberto. Todo un hijo de puta. Un escritor formado en redacciones oscuras escribiendo notas policiales. En la "universidad de la vida", como dicen. Un excéntrico con el ceño fruncido, un ingenio despiadado, un gángster literato que ha cambiado la Tommygun por la Underwood; Arlt no andaba con lirismos. A todos los que buscan algo "refrescante" que leer les soltaría este toro salvaje que se alimenta de (pseudo)eruditos.

" El futuro es nuestro, por prepotencia de trabajo. Crearemos nuestra literatura, no conversando continuamente de literatura, sino escribiendo en orgullosa soledad libros que encierran la violencia de un "cross" a la mandíbula. Sí, un libro tras otro, y que los eunucos bufen. "

Lo que más me llamó la atención cuando comencé a leerlo fue su poderosa facilidad para titular los relatos y nombrar a los personajes. Noche terrible y Una tarde de domingo, dos relatos cortos, fueron los primeros que leí. Y personajes como El Buscador de Oro, El Rufián Melancólico o El Astrólogo son incomparables. O la historia de la Rosa de Cobre, a la que encontré y perdí la misma tarde en Bogotá. Ni novelas, ni poemas, ni cartas, ni cuentos, ni posts: yo no quisiera escribir más que títulos así.

8 Comments:

Blogger Henry S. said...

Yo conozco a otro gran titulador.

30 octubre, 2005 20:38  
Anonymous Anónimo said...

Pasaba por aquí para reafirmar mi tierrita a Borges.. por si acaso.

Arlt, excelente trabajo, su voluntad aún hoy es impresionante.

Ini
Puntoini.net

30 octubre, 2005 21:18  
Blogger Luz Caraballo said...

titular es un arte en si mismo. podría llegar a ser una profesión para quienes realmente tengan talento en el asunto. no me sorprende, sin embargo, que sea capaz de jugar tan bien con las palabras aquél que tiene un apellido en el que las consonantes se toman el 75% del total.

31 octubre, 2005 00:04  
Anonymous Altazor said...

Excelente.

Recordé el día en que descubrí a Arlt. Mejor dicho, el día en que leí sus "Aguafuertes porteñas". ¡Qué maravilla! La imagen de los guantes de boxeo y la mandarria le calza adecuadamente al autor de esas páginas corrosivas. ¡Bravo, Monod!

De nuevo el azar concurrente. El viernes pasado dediqué mi clase de Literatura y Deportes al boxeo. Convoqué a dos autores devotos de Roberto Arlt: Ricardo Piglia y Julio Cortázar. De Piglia te copio la respuesta que dio cuando le preguntaron ¿quién es Roberto Arlt?;

"Alguien que no es un clásico, es decir, alguien cuya obra no está muerta. Y el mayor riesgo que corre hoy la obra de Arlt es la canonización. Hasta ahora su estilo lo ha salvado de ir a parar al museo: es difícil neutralizar esa escritura, no hay profesor que la resista. Se opone frontalmente a la norma pequeñoburguesa de la hipercorrección que ha servido para definir el estilo medio de nuestra literatura"

Me encanta lo de la "norma pequeñoburguesa de la hipercorrección".

Lo de los títulos es verdad. ¡Qué arte tan difícil! Borges le envidiaba esa virtud a Mallea, sobre todo por "La ciudad junto al río inmóvil".

"El humor negro del sur". Eso, como diría Arlt, no es el "malhumor obrero", como diría Borges.

Un cálido saludo

P.D: Piglia estudia la presencia del vocablo "Eso" en la obra de Arlt.

31 octubre, 2005 20:46  
Blogger Altazor said...

Vamos, Monod. Tus lectores esperan.

Un cálido abrazo de

Altazor

06 noviembre, 2005 13:49  
Blogger Henry S. said...

Me uno a Altazor.Publique, monod, Publique coño!!

06 noviembre, 2005 18:58  
Blogger Tecnorrante said...

postea, Monod, postea...

11 noviembre, 2005 10:45  
Blogger Anonimo Rodriguez said...

En el concierto de Fito Páes, en el Aula Magna de la UCV, en Caracas hace unas semanas, una chica de cabello negro le lanzó un libro a Fito, que éste recogió y se quedó para sí.

Si mi vista no me engañó, era "El Amor Brujo" de Roberto Arlt.

17 noviembre, 2005 09:45  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home